Ser Maestro

Saúl Miranda Ramos

Ser Maestro implica más que dar clases, más que cumplir un horario, más que ejecutar un programa de estudios.

Ser maestro es asumirse en un rol político que transforma la realidad puesto que la Educación es un asunto público.

Ser Maestro en la calle
Ser maestro es comprometerse con las personas y con la sociedad; especialmente por quienes más sufren discriminación y racismo en nuestro México tan herido. Es poner mis conocimientos y habilidades a su servicio.

Ser maestro es cuestionar el estado de cosas; como maestro educo para construir una nueva sociedad fundada en el libre pensamiento de mis estudiantes. Es reconocer que cada estudiante será un líder, un dirigente, que trabajará por la justicia en su pueblo; en mi clase se prepara para ello.

Ser Maestro sin escuela
Ser maestro es ser amoroso. Es revolucionar desde el amor con el buen trato, la amabilidad, el respeto, la clara comunicación, el diálogo y la empatía.

Yo crecí en una comunidad rural e indígena. Ahí, los abuelos me enseñaron que uno somos todos y todos somos uno y que la Educación ha de ser social; libre de muros, puertas y candados de la manera en que se aprende la cultura.

Ser Maestro es ser comunidad.

Tuve que ir a la Universidad y hacer postgrados fuera de mi país para aprender que lo más importante me los habían enseñado los abuelos.

"Todos somos uno y uno somos todos"


Comentarios

Entradas populares de este blog

Homenaje al Dr. Eduardo Almeida Acosta. Sociedad Iberoamericana de Pedagogía Social y Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

La Animación Sociocultural: una herramienta para fomentar la participación